Al pie del Mont Blanc, en el espectacular Mar de Hielo

Ya el hecho de estar a los pies de la montaña más alta de Europa era para mí un incentivo suficiente para ir a la zona de Chamonix en pleno invierno. Quería ver con mis propios ojos la montaña que llaman „el techo de Europa“ y la que ha aparecido en dos libros de Mary Shelley.  Sí, exactamente, en Frankenstein o el moderno Prometeo de la narradora británica, hay varios pasajes con esta montaña como escenario.

El Mont Blanc al fondo

Interesante, además, es que el Mont Blanc ha sido punto de polémica entre Italia y Francia, pues no hay acuerdo entre ambos países: Francia ha insistido en que toda la cumbre se encuentra en su territorio; mientras que Italia ha afirmado lo contrario. La última actualización, de un conflicto que dura ya más de un siglo, es la del año 2000, en la que los institutos geográficos de ambos países, con la ayuda de los clubes alpinos italianos y franceses, publicaron un nuevo mapa en el que muestran una cima divida entre los dos países. Una decisión diplomática en tiempos en los que la falta de puestos fronterizos avivan sentimientos nacionalistas. 

Sin embargo, y para mi sorpresa, el más bello espectáculo natural no nos lo ofreció el Mont Blanc sino, otro fenómeno natural: el Mar de Hielo.

El Mar de Hielo es, tal vez, el glaciar más famoso de Los Alpes, a pesar de que solo Francia posee 350 km2 de glaciares (y es uno de los países alpinos con menor cantidad de estos). Y aunque es el cuarto glaciar más grande de Los Alpes, no es esta la causa de su notoriedad. Es, por un lado, su particular belleza y, por otro, el hecho de que es uno de los pocos glaciares en los que se puede caminar sobre él (incluso esquiar) y también dentro de él. 

El Mar de Hielo. Datos interesantes.

  • Fue descubierto hasta en 1741 por exploradores ingleses.
  • Tiene una longitud de 12km. 
  • Su cuenca de alimentación se encuentra en las altas cimas de la cima fronteriza con Italia. 
  • Se calcula que se originó en la última era glaciar (que terminó hace unos 12.500 a 10.000 años).
  • El Mar de Hielo está en constante movimiento: se desplaza a una velocidad de 90 metros por año en dirección de la ciudad de Chamonix. (¡Qué cool, verdad?)
  • Su máxima extensión la alcanzó en 1851 y desde ahí ha perdido 2,6 km y un espesor de 190 metros. 
  • Desde 1990, el retroceso del glaciar ha aumentado: ha perdido 750 metros entre 1990 y 2016 y  un grosor de 75 metros. 

Por estos últimos datos, seguro te preguntarás, ¿qué pasará con el Mar de Hielo? ¿Seremos nosotros, nuestros hijos y nietos los últimos que podrán ser testigos de esta belleza prehistórica? Pues los científicos no son muy optimistas. Según simulaciones y estudios, a menos que haya un enfriamiento evidente del clima mundial, el Mar de Hielo ya ha comenzado un retroceso perdurable, sin vuelta atrás. Puedes encontrar esta información ya detallada en el sitio Glaciers.com  

¡Ahora sí! Sobre la caminata:

  1. Duración de la caminata: 3 horas 15 minutos
  2. Distancia: 13 km
  3. Desnivel: +524m, -510m 
  4. Clima: tuvimos un clima excelente: 4 grados durante casi toda la caminata pero siempre nos acompañó el sol. 
  5. Dificultad: fácil si no tienes problema con las temperaturas bajas. 
  6. Material indispensable: unos „spikes“ son de gran ayuda. Si no, definitivamente zapatos impermeables, debido a la cantidad de nieve, son requisito esencial. 

¿Qué más se puede hacer en la zona?

Pues, la ciudad de Chamonix aunque no es muy grande, ha sabido explotar muy bien su posición en medio de Los Alpes franceses. Por esta razón, hay incontables actividades que se pueden realizar no solo en invierno, sino en cualquier otra estación del año. 

Uno de los lugares más frecuentados, el cual no requiere mucho esfuerzo físico, es la cima de 3.842 metros, L’Aiguille du Midi. Aquí se llega en un teleférico, en unos 20 minutos y se tiene una vista espectacular del Valle Blanco. 

Además, para finalizar de la mejor manera un día de caminata hay varios spas y termas a lo largo de la ciudad. 

Y, por supuesto, no te podés ir de Chamonix sin probar sus platos típicos. Mi favorito, la tartiflette. Es un gratin de queso reblochon, papas, cebolla, tocino, queso crema y un poquito de vino blanco. Sí, un poco pesado, pero después de una caminata de 13km a 4 grados, estaba bien merecido 🙂

La deliciosa Tartiflette

Si deseas más info sobre todas las posibles actividades a hacer en la zona de Chamonix, puedes visitar la página de la ciudad de Chamonix.

 

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.